Blog Consejos de relación
  • Vivesexshop
  • Blog
  • Consejos de relación
  • Como se masturba una mujer paso a paso: Masturbación Femenina

Como se masturba una mujer paso a paso: Masturbación Femenina

Como se masturba una mujer paso a paso: Masturbación Femenina
10 Dec
Actualizada el 12 de Mar de 2020

Como se masturba una mujer paso a paso: Masturbación Femenina

La masturbación es un término que generalmente asociamos a los hombres, pero el autoerotismo no es el dominio exclusivo de los hombres y las mujeres pueden masturbarse también. Lo que la mayoría de la gente tiende a olvidar es que las mujeres también son seres sexuales y pueden tener las mismas necesidades, como un hombre. Mientras que el jurado sigue deliberando sobre lo que realmente excita a una mujer (novelas eróticas, insinuaciones sexys, una cierta fragancia o incluso el recuerdo de alguien) y la frecuencia con que las mujeres piensan en el sexo, es definitivamente cierto que las mujeres necesitan la liberación sexual al igual que los hombres.

En la India, donde las normas y reglas sociales no permiten a las mujeres expresar su sexualidad o incluso reconocer la presencia de cualquier tipo de placer, es muy común encontrarse con personas que piensan que la masturbación no existe, que una mujer no puede darse placer a sí misma y que tocar sus partes íntimas es raro, aparte de otros conceptos erróneos. Así que, con el fin de empoderar a las mujeres para que sientan placer, en este post respondemos algunas de las preguntas más candentes sobre la masturbación, cómo puedes hacerlo y por qué es esencial.

¿Las masturbación femenina realmente existe?

Lo primero es lo primero - ¡sí! Las mujeres hacen y pueden masturbarse; igual que los hombres. Aunque los órganos implicados son un poco diferentes, la satisfacción es mucho mayor de lo que un hombre siente cuando se masturba (nuestros orgasmos duran aproximadamente 25 segundos en comparación con los 15 segundos de un hombre). Aparte de eso, es absolutamente natural, normal y no le hará daño. De hecho, la masturbación es una práctica saludable y puede ayudarte de varias maneras.

Te ayuda a construir una imagen corporal positiva, te ayuda a entender lo que haces y lo que no te gusta - sexualmente, lo que te excita y lo más importante te permite explorar y entender tus partes privadas (algo absolutamente esencial cuando se trata de tu salud)

¿Puede una mujer masturbarse ella misma?


Sí, sí puedes. Todo lo que realmente necesitas son tus dedos y tu cuerpo. Es así de simple. Mientras que la mayoría de nosotros pensamos que necesitamos una pareja que nos ayude a sentir placer o clímax, no hay nada que provenga de la verdad. La mayoría de las mujeres no tienen orgasmo mientras tienen relaciones sexuales. De hecho, según un estudio reciente, el 30% de las mujeres no tienen orgasmos cuando se les estimula por vía vaginal, lo que hace que el sexo penetrante sea un poco decepcionante. Aquí es donde complacerte a ti mismo es muy útil. No más noches frustrantes en las que tu pareja no ha sido capaz de producirte un orgasmo. Suena bien, ¿verdad?


¿La masturbación es segura?  ¿Existe algún riesgo de lesiones?

Vale, no mentiremos, si eres demasiado entusiasta mientras te masturbas, podrías hacerte daño. Aquí es donde saber lo que te gusta es esencial. Si aún no lo sabes, la experimentación es la clave, pero aparte de que quieres llegar a esa altura feliz demasiado rápido, no hay ningún otro riesgo relacionado con la masturbación. Sí, el uso de juguetes sexuales u otros objetos para darte placer vaginalmente, puede tener sus propios riesgos, así que es mejor que los uses sabiamente.



Riesgos y precauciones para masturbarse: Estos son algunos pasos preparatorios y precauciones que debe tomar

    Lávese bien las manos:  Antes de masturbarse lávese bien las manos, con jabón. Este es un paso esencial ya que las manos sucias son capaces de causar una infección. Además, si usted acaba de comer algo picante, terminará sintiendo una sensación de ardor en lugar de placer. Así que lávate bien las manos.
    Mantenga las uñas cortas: Las áreas genitales (clítoris, labios internos y externos de la vagina y las paredes de la misma) están formadas por una piel extremadamente suave, que se daña fácilmente. Así que corta tus uñas y lima para que sean suaves y no te rasguñen.
    Limpia tus juguetes sexuales: Si usas un juguete sexual (como un vibrador o un consolador) recuerda lavarlo bien con agua tibia y jabón. Esto evitará que usted introduzca organismos causantes de infecciones en sus partes privadas.

Pasos para aprender a masturbarte

Prepara el lugar y tu mente

El tipo de excitación que usted necesita es subjetiva, pero una cosa que una mujer necesita es un ambiente tranquilo y relajante donde simplemente pueda relajarse y pensar en pensamientos sexys. Así que trata de crear el ambiente, enciende algunas velas, prepara un baño relajante, pon música sexy y, si quieres, coge una novela erótica.  Lo más importante, recuerda cerrar la puerta con llave para que no te molesten, a menos que vivas sola. Otro buen consejo preparatorio es tener luces suaves y acogedoras junto con una sábana limpia y suave. Si bien esto puede sonar tonto, la iluminación adecuada y una sábana que se sienta de maravilla contra su piel desnuda pueden marcar la diferencia.


Désnudate

Esto no es realmente tan esencial, pero definitivamente ayuda. Es posible que algunas mujeres no se sientan cómodas estando completamente desnudas, mientras que hay otras que podrían disfrutarlo. Así que averígualo.

Desnúdate léntamente, acariciando cada centímetro de tu cuerpo, notando como se eriza tu vello y la temperatura corporal va en aumento, al igual que tus pulsaciones.

desnudate.jpg

Deja volar tu imaginación

Ya sea una escena romántica de Grey's Anatomy o la imagen de una modelo sexy, imagina un escenario en el que te sientas sexualmente excitada. Esta parte también te enseñará lo que te gusta sexualmente. Ya sea sexo duro, besos románticos o algún fetiche, sigue la corriente y permítete a ti misma algunos pensamientos sucios. También puedes probar con webs especializadas en erotismo femenino.

 

Acaricia tu cuerpo

suave.jpg

Podrías empezar simplemente pasando los dedos por tu cuerpo, senos, cara, cabello, labios, la parte superior de tu abdomen hasta los labios vaginales y la parte interna de tus muslos. Este proceso te dirá dónde te gusta que te toquen.

Algunas de las zonas erógenas más comunes incluyen los pezones, los senos, la cara interna de los muslos y los labios internos y externos de la vagina. Para algunas mujeres el cuero cabelludo es también una buena zona erógena.

Así que tócate a ti misma, y cuando sientas que un lugar en particular funciona bien para ti, intensifica tu toque allí.

Estimula la zona que te hará llegar al orgasmo

acariciate.jpg

Mientras que algunas mujeres pueden tener un orgasmo tocándose los senos (llamado orgasmo mamario), el clítoris o la parte interna de los muslos, hay otras a las que les gusta la sensación de tocar los labios externos e internos de sus genitales. También puedes acariciar las partes externas de tu vagina y subir hasta tu clítoris. Aquí es cuando puedes abrir tus piernas, doblar las rodillas y permitir que tus manos exploren.

El clítoris es una pequeña protuberancia que se encuentra en la parte superior de los labios vaginales. Por lo general, es un poco difícil de tocar pero es realmente placentero. Un punto a tener en cuenta es que el clítoris es una parte muy sensible, debes acariciarlo suavemente, pero si tu cuerpo te pide más puedes ejercer una leve presión, que puedes aumentar según tu propio cuerpo te pida. Para algunas mujeres lo único que se necesita es un toque ligero y como de pluma, mientras que para otras, algo más fuerte puede ser suficiente.

Aumenta la presión sobre el clítoris

caricias2.jpg

Si te gusta tocar tu clítoris y eso es lo que te excita, intensifica tu tacto allí. Una buena manera de saber que estás excitado es concentrarte en lo que sientes, tu respiración se hará más rápida y laboriosa, tu región genital se llenará de sangre y te sentirás caliente por todas partes, incluso podrías sudar un poco. Ahora, usando tu dedo índice (o cualquier otro dedo que quieras) puedes intentar acariciar tu clítoris con movimientos circulares. Empieza suavemente y hazlo más fuerte a medida que tu sensación de excitación se intensifica.

Aumenta la estimulación

Para hacer esta experiencia aún más emocionante, trata de tocarte los pezones y el pecho con la otra mano. También puedes tocarte la vagina, acariciándola suavemente. Para hacer las cosas aún más emocionantes, puedes incluso intentar insertar un dedo en tu vagina. Si eres virgen esto puede ser nuevo para ti y puede ser que veas algo de sangre inicialmente, pero esto es sólo tu himen rompiéndose.

Debes recordar ser cuidadosa si decides hacer esto por primera vez.

Otra gran manera es pasar las manos a lo largo de su cuerpo, enfocándose en su barriga, justo por encima y por debajo de su ombligo. Deja que tus fantasías se intensifiquen también. Imagínese siendo acariciado, teniendo sexo o incluso recibiendo sexo oral. Lo más importante es que permita que su cuerpo le diga lo que le gusta.

Clímax

placer1.jpg

Ahora es cuando estás absolutamente lista para el orgasmo. Te sentirás extremadamente excitada, como si el orgasmo estuviera a punto de ocurrir. Esta es una sensación en la que estás desesperada por más.

Ahora es cuando puedes hacer movimientos más rápidos y fuertes alrededor de tu clítoris y vagina. Si tienes un dedo en la vagina o estás jugando con tus senos, trata de hacer movimientos más fuertes alrededor del área (puedes pellizcar tus pezones o mover tu dedo dentro y fuera de la vagina), esto sólo intensificará la sensación que estás experimentando. 

Pronto sentirás una sensación absolutamente asombrosa que te invade. No dejes de hacer lo que estás haciendo, y permítete estar completamente en el momento. Respirar profundamente puede ayudar a intensificar la sensación y hará que tu orgasmo dure más tiempo.  Sentirás que tu vagina se contrae, tu cuerpo se endurece y, en algunos casos, los dedos de los pies se contraen (no es un mito de las mujeres).

 

Disfruta de la sensación

Aquí es cuando tu orgasmo acaba de terminar y una sensación de felicidad absoluta y relajación te llena. Permite que tu cuerpo simplemente se desenrede y disfrute del momento. A algunas mujeres les gusta abrazar una almohada o simplemente acurrucarse y descansar un rato. Puede que incluso quieras tomar una siesta. No te preocupes, es una sensación absolutamente normal, y se debe a todas las hormonas felices que circulan por tu cuerpo. Sólo permítete deleitarte con el sentimiento.

baño.jpg

Date una ducha relajante

Una vez que hayas descansado y estés lista para levantarse, vve al baño y date una relajante ducha. Esto es esencial con respecto a la higiene, ya que durante la excitación tu vagina segrega un fluido lubricante que debe ser lavado después de que hayas terminado. Un poco de agua tibia o agua a temperatura ambiente debería ser suficiente.

Para ser toda una experta en autoerotismo femenino te recomendamos que no sólo sigas los pasos mencionados sino que veas el vídeo de nuestra sexóloga, que sin duda te dará los mejores consejos.



¿Con qué frecuencia puede/debe masturbarse una mujer?


Esto depende totalmente de ti y depende de la frecuencia con la que tengas ganas de hacerlo. Las mujeres, la mayoría de las veces tienen fases en el mes en las que están más excitadas sexualmente que otras veces, así que mide esto y permítete el placer.

Pero, ten en cuenta que tener un orgasmo y masturbarse puede ser adictivo (todas las cosas buenas lo son), así que mastúrbate sólo cuando sea absolutamente necesario.


Aquí tienes nuestra mejor selección de Colecciones Disfrutar mas mujer

200 MlNuestro Elegido
Toy Joy
Lubricante de base acuosa
6,80€ 9,72€
53 opinion(es)
15 Cm
Alias
Arnés para mujeres con dildo vibrador
15,10€ 20,13€
10 opinion(es)
15 Cm
King Cock 6
Pene súper realistico de máxima calidad
15,70€ 20,93€
11 opinion(es)
13 Cm

Deja un comentario

COMPARTIR
Portes gratis
Envíos discretos
Contra reembolso
Web segura SSL
Envíos en 24h
Compra anónima
Banco Sabadell Norton secure Paga con paypal Paga con viza Pagac con mastercard