Blog Salud sexual y educación
  • Vivesexshop
  • Blog
  • Salud sexual y educación
  • Relaciones sexuales después de los 50

Relaciones sexuales después de los 50

Relaciones sexuales después de los 50
02 Sep
Actualizada el 19 de Sep de 2019

Relaciones sexuales después de los 50

El tiempo pasa, pero la sexualidad queda. Por mucho tiempo, esta aseveración pareció contradictoria cuando se relacionaba la edad con el sexo. Se pensaba que el deseo se perdía con los años, pero resulta que la experiencia también es ingrediente clave en la cama.

Hasta el momento, las teorías populares sobre las relaciones sexuales después de los 50 estaban llenas de prejuicios. Es probable que algunas disfunciones sexuales relacionadas con la edad hayan colaborado en esparcir el mito de que el sexo no es para los mayores. Sin embargo, no es más que un estereotipo social que generaliza de manera errónea las relaciones de pareja.

Como en cualquier otra faceta de la vida, es normal que el sexo cambie después de los 50. Es cierto que el deseo, la intensidad o la frecuencia ya no serán como antes, pero que sea distinto no quiere decir que sea malo.

El sexo después de los

Antes de empezar a derrumbar los mitos que rondan la sexualidad de las personas mayores de 50 años, es importante conocer los aspectos biológicos que podrían afectar su vida sexual, pero que igualmente se pueden superar.

El envejecimiento supone cambios físicos que impactan en el rendimiento general de las personas, incluso generar alguna incomodidad durante el acto sexual. Los cambios hormonales tienen repercusiones fisiológicas que afectan la libido, tanto en hombres como en mujeres.

Es probable no advertir estos cambios que progresan de manera muy sutil y se manifiestan de manera distinta en cada individuo, lo que también diferencia la manera de afrontarlos.

En este punto del proceso, el factor emocional juegue un papel preponderante, tanto para bien como para mal. Las disfunciones sexuales tienden a resultar en la frustración y de allí proviene la insatisfacción.

Sin embargo, las cosas comenzarán a cambiar cuando se tenga conciencia de que el sexo es como el deporte, para lo cual es necesario abrir la miente y aceptar la nueva condición de nuestra sexualidad. Cuando joven se corría  una maratón completa, pero después de los 50 se disfruta de un paseo por el parque. Si antes se buscaba la intensidad, ahora se aprecian más las sensaciones.

La mujer y el sexo después los

sexo-mujeres-despues-de-50.jpg

La menopausia es un proceso muy temido por las mujeres. Las deficiencias hormonales experimentadas durante esta etapa afectan su desenvolvimiento físico y emocional en mayor o menor medida.

A las mujeres menopáusicas les aquejan la poca lubricación durante el estímulo sexual, generado a partir de la atrofia de los tejidos vaginales que resultan de la reducción de los niveles de estrógeno y progesterona en la sangre.

Esta reacción de sequedad es causal de molestias durante el coito, lo que inhibe a la mujer del disfrute, además de necesitar más tiempo para llegar a la excitación y la generación de orgasmos menos intensos. A pesar de tratarse de un proceso físico, todo esto puede recalarse a nivel emocional y traducirse en la disminución del deseo sexual.

El control hormonal es aplicado en esta etapa para ayudar a la mujer a llevar una vida más saludable.

Recomendaciones para la vida sexual

A esta edad, la mujer puede valerse de su experiencia en las relaciones de pareja y del conocimiento de su propio cuerpo para sacar adelante su vida sexual y disfrutarla a pleno.

  • El uso de un lubricante adecuado soluciona los problemas de sequedad vaginal y favorece el disfrute del acto carnal.
  • Es buen momento para experimentar y estar abierta a nuevas sensaciones, nunca es tarde para aprender cosas nuevas en la cama.
  • No trates de apurar la excitación, asume tu nuevo ritmo y disfruta del proceso. Incorpora juegos sexuales que calienten el momento sin ir directamente al coito.
  • Ya sabes cómo es sentirse joven, aprovecha todos esos trucos que conoces para explotar tu feminidad y seguir sintiéndote atractiva.

El hombre y el sexo después los

sexo-hombres-despues-de-50.jpg

El sexo en los hombres después de los 50 años es casi un tema tabú. La disfunción eréctil es un problema muy común del que casi nadie quiere hablar y mucho menos admitir.

Al igual que en las mujeres, esta es la etapa en el que se registra una disminución en la producción de las hormonas sexuales, lo que se conoce como andropausia. Se trata de la fase en la que ocurre la transición biológica de la madurez a la vejez.

Entre las repercusiones de la edad, tarde o temprano los hombres comienzan manifestar disminución del rendimiento sexual. Ya las cosas no son como antes, las erecciones cada vez son más lentas, con menos frecuencia y firmeza.

Ante la presión social de proveer a la mujer de placer, la disminución en la potencia en la cama alcanza niveles emocionales y conlleva a la frustración. Es lo que en términos prácticos se conoce como “crisis de la virilidad”. Existen algunos productos naturales que ayudan a que el hombre tenga más vigor, algunos de estos vigorizantes son los siguientes:

En principio, no se trata necesariamente de un problema de disfunción eréctil, sino de adaptación del organismo envejecido a un nuevo ritmo de vida. Pero la edad no tiene toda la culpa ya que factores de salud como la obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiacas y circulatorias afectan el funcionamiento sexual.

Recomendaciones para las relaciones sexuales

Lo principal para superar emocionalmente las diferencias de la potencia sexual es asumir que ya no se es el mismo. La ansiedad agrava el problema ya que provoca que se estrechen las arterias encargadas de llevar sangre al pene, dificultando aún más la erección.

  • Asume un nuevo rol en la cama y permite que ella toma el control de la situación.
  • Utiliza tu nuevo ritmo de excitación para incorporar juegos y preámbulos más prolongados.
  • El placer no es exclusivo de la penetración, explorar nuevas opciones en la cama hasta que te sientas listo para el coito.
  • No es necesario depender de pastillas, aun sin erección se mantiene la sensibilidad del pene, lo que tu pareja puede aprovechar para proporcionarte placer.

Solucionar problemillas sexuales después de los 50

Si quieres una ayuda para mejorar tus relaciones sexuales existen en el mercado muchos productos y juguetes eróticos que serán tu mejor aliado, repasemos algunos de ellos.

  1. Bombas de vacio: Te ayudarán a provocar una erección rápida, fuerte y duradera al conseguir transportar sangre a tu pene con su vacio. Este juguete es indoloro y fácil de usar.

  1. Anillos para el pene: Un anillo elástico para el pene será tu mejor aliado para mantener bien firme la erección una vez conseguida. Aplica el anillo en la base del pene y este mantendrá los vasos sanguíneos llenos y por tanto un pene firme por mucho tiempo. No es recomendable usarlo por más de 30 minutos seguidos, por lo demás es 100% seguro.

El sexo en el matrimonio después los 50 años

matrimonio.jpg

La relación de pareja es más que solo sexo. Una diversidad de factores interviene el mantenimiento y fortalecimiento del matrimonio, aunque no hay que negar que el sexo es parte fundamental.

A pesar de los procesos biológicos que tanto el hombre como la mujer atraviesan en su etapa de envejecimiento, todavía es posible mantener una vida sexual activa después de los 50 años.

De hecho, los matrimonios son más felices y duraderos cuando se mantienen relaciones sexuales satisfactorias aún con el paso de los años. Compartir la intimidad de manera periódica es indicativo de que el vínculo emocional permanece intacto, lo cual es sinónimo de bienestar.

La convivencia prolongada en pareja sirve para que ambos se conozcan lo suficiente como saber cómo complacer al otro en la cama sin sacrificar su propio placer, a pesar de las disfunciones físicas que puedan presentar.

A estas alturas de la vida, ya ninguno se preocupa por impresionar al otro lo que ayudar a restarle presión al compromiso sexual. Esto ayuda liberar la mente, disfrutar más del momento y hacer del sexo después de los 50 el mejor de sus vidas.

Recomendaciones para las relaciones sexuales en pareja

Aunque se crea lo contrario, los matrimonios de más de 50 años comienzan a vivir cosas nuevas desde el punto de vista sexual. Los cambios sufridos por sus organismos les abre una ventana para la exploración de sus propios cuerpos.

Que ambos estén pasando por procesos de disminución hormonal es un factor de equivalencia que les ayuda a superarlo como pareja. Además de generar empatía y comprensión por el otro, favorece la comunicación, el respeto y el entendimiento.

  • Mantengan una mente abierta y más dispuesta a la experimentación, las sensaciones que están por vivir seguro le serán nuevas.
  • ¿Ya partieron los hijos? Aprovechen la casa vacía para redescubrir el amor en otrs espacios y revivir emociones que parecían olvidadas.
  • Si el coito ya no es como antes, agreguen más caricias y juegos previos, es momento de convertir el desenfreno por ternura.
  • Hablar sobre sexo con la pareja nunca ha sido sencillo. Apelen a la madurez y mantengan una comunicación abierta. Recuerden que las cosas que antes hacían ahora les podrían parecer incómodas.

Frecuencia sexual en las personas mayores

Contrario a lo que se pueda pensar, las personas con más de 50 años tienden a ser muy activos en la cama, pese a manifestar cambios físicos que podrían alterar su vida sexual. La tendencia rompe con la creencia de que el ímpetu y el deseo se acaban con la llegada del envejecimiento.

Tal parece que los adultos mayores disponen de más tiempo libre para compartir en pareja. Con una carrera profesional cumplida y una estabilidad emocional desarrollada, el retiro del trabajo y la ausencia de los hijos, los matrimonios quedan en posición ideal para reencontrarse sexualmente.

Incluso aquellos viudos o divorciados, que de alguna manera les llega una soltería otoñal, tienden a regresar al mercado amoroso.

Los parámetros de frecuencia soy muy variados y dependen de cada pareja, sus necesidades y preferencias, por cuanto es difícil establecer un ritmo de actividad ideal.

Sea una vez al mes, cada 15 días o a la semana, los profesionales acuerdan que mientras más frecuente sea el encuentro sexual de una pareja, mejor será para la salud física y emocional de ambos.

Estudios que rompen mitos

Una encuesta realizada por la Universidad de Michigan logró superar algunos tabúes sobre el tema al llevar a cabo un estudio social sobre el envejecimiento saludable. Se estableció que el 40% de los adultos de hasta 80 años mantienen una práctica sexual muy activa.

En mayor o menor medida, dos terceras partes de los encuestados aseguraron mantener encendida la llama del deseo y se manifestaron interesados todavía en el sexo. Mientras que un tercio del grupo aseguró tener sexo al menos una vez a la semana.

El 72% de los encuestados todavía viven en pareja, lo que justificó el índice elevado de la actividad sexual en adultos mayores. Aunque algunos ya han declinado al contacto sexual tradicional, aseguran que siguen compartiendo la intimidad.

El 51% de los hombres admitieron su estímulo sexual activo, contrastando con el 31% de las mujeres. Sin embargo, ellas resultaron más propensas a estar satisfechas con la actividad sexual que llevan.

Otro estudio realizado por científicos irlandeses del Trinity College de Dublín, destaca que el 59% de los mayores de 50 años gozaban de una relación sexual plena y placentera. Lo sorprendente de este caso, es que la mayoría aseguraba disfrutar más del sexo ahora que en sus años mozos, incluso con mayor frecuencia y libertad.

Beneficios del sexo en los mayores de 50 años

El sexo es un bálsamo de juventud. Diversos estudios han demostrado que la actividad sexual es buena para las personas, en especial para los mayores de los 50 años les ayuda a retrasar el proceso biológico de envejecimiento.

Practicar el coito puede ser visto como un ejercicio físico que promueve la circulación de la sangre y oxigena los tejidos. En los adultos mayores puede servir como tratamiento preventivo contra ataques del corazón.

La liberación de oxitocina y endorfinas durante el sexo tienen una reacción anestésica y de bienestar que calma los dolores, combate el insomnio y la depresión. Al dormir mejor, el organismo se recarga de energía y se eleva el ánimo físico y mental.

En la mujer, el sexo promueve la producción de estrógenos lo que favorece el estado de la piel y el cabello, mejorándole el atractivo físico.

En los hombres, la actividad sexual frecuente reduce los riesgos de padecer cáncer de próstata. Estudios demuestran que la producción del fluido seminal  protege este órgano de los ciertos elementos cancerígenos de la sangre.

Bajo la premisa de “lo que no se usa se atrofia”, el coito también beneficia los órganos sexuales. En la mujer, la inactividad sexual puede recalar en atrofia vaginal y disminución de su apertura. En el hombre, la oxigenación del pene durante la erección evita el endurecimiento del tejido muscular que resultaría en una disfunción eréctil irreversible.

Si hasta aquí todo en el sexo ha sido bueno para el individuo, también lo es para la relación de pareja. La práctica sexual en personas de avanzada edad demuestra sus niveles avanzados de satisfacción matrimonial a pesar de los años, lo que sinónimo de haber llevado una buena vida juntos.

No es cierto que el sexo comience a decaer a partir de los 50 años y tampoco tiene que ser menos gratificante. La realidad es que a pesar de los inconvenientes, la experiencia también supone algunas ventajas, tanto físicas como emocionales. Solo hace falta cambiar nuestra propia percepción de las cosas y disfrutar de lo que aún nos queda.

 



Deja un comentario

COMPARTIR
Portes gratis
Envíos discretos
Contra reembolso
Web segura SSL
Envíos en 24h
Compra anónima
Banco Sabadell Norton secure Paga con paypal Paga con viza Pagac con mastercard